14 de mayo de 2013

BESOS DE ALACRÁN - León Arsenal


FICHA
Título: Besos de alacrán y otros relatos
Editorial: Metrópolis Milenio
Colección: CF y F # 1
Año de publicación: 2000
Portada: Juan José Rodríguez y Prieto
Páginas: 224
Premios: Ignotus 1999
ISBN: 978-84-931591-1-5



VALORACIÓN

8/10  Recomendable



Contiene los relatos:
  • 7/10  Ojos de sombra (1993)
  • 7/10  El libro negro (1994)
  • 7/10  El misterio de los orígenes (2000)
  • 7/10  Todas las noches (1992)
  • 8/10  Círculo de hombres (1997)
  • 6/10  Laberinto (2000)
  • 9/10  En las fraguas marcianas (1998)
  • 8/10  El agente exterior (1994)
  • 9/10  Besos de alacrán (1993)
  • 7/10  Oscuro candente (1995)
  • 7/10  Cromatóforo (1992)
  • 8/10  El centro muerto (1994)

CONTRAPORTADA:

     Esta es una antología que recoge parte de los relatos producidos por León Arsenal entre los años 1992 y 1999. A lo largo de estas páginas el lector podrá disfrutar del exotismo, aventura, mala intención, planteamientos originales, amor fou, sensualidad turbia, fascinación por la muerte y nombres de sonoridades extrañas.
     En esto doce cuentos, Arsenal nos demuestra por qué está considerado uno de los mejores autores españoles en cuestión de literatura fantástica, ciencia ficción y fantasía, y casi el mejor a la hora de crear o recrear los escenarios más originales y lejanos. Entre las virtudes de su producción estan el exotismo, la aventura, la intriga, además de unos recursos técnicos a la hora de narrar, marcados por la sobriedad y la concisión, así como la utilización de un español rico que, a veces, al recuperar términos y expresiones de nuestro idioma, tiñe a estos de exotismo.
     Y, sobre todo, una de sus principales virtudes es la de contar buenas historias.
     Quien quiera adentrarse en esta antología, podrá encontrar relatos que van desde la Galicia medieval a las profundidades del espacio, pasando por nuestro mundo actual. Viajar por las arenas rojizas de un Marte mítico que sabemos que nunca será. Buscar en vano a ese esquivo personaje conocido como El Agente Exterior. Hacer frente a los espíritus en el bosque brumoso, O, con un poco de suerte, sentir en los labios el beso ardiente del alacrán...

MÁS INFORMACIÓN EN:

No hay comentarios:

Publicar un comentario